viernes, 15 de abril de 2016

Please, get up the floor


Por favor ven acá arriba. 
¿Porqué no reconocemos que tenemos una relación mala y seguimos de todos modos?
Aceptamos que peleamos mucho, ya casi no hacemos el amor, pero no queremos vivir el uno sin el otro. Así podemos pasar todas nuestras vidas juntos, infelices, pero contentos de no estar separados.

Comer, rezar, amar. 


Brenda Mendieta

domingo, 3 de abril de 2016

Vibración



Soy una soñadora que no es aventurera, volando sobre las nubes, sobre las pecas de tu amor, chispitas, tan pequeñas e individuales que no forman algo entero,  que con alas me puedo escapar. Nací en primavera o en pleno invierno, no fui capaz en mi vida de ser un remedio para la vida, la vida me ampara, me empuja y levanta, me ama y me odia, sobre todo me ama, no como a ti. Ella te ama y te idolatra tanto que le da miedo lastimarte, no creas que yo no. La vida me hizo ser gris, a ti te ha hecho temer a la nada. 

Soy tan colorida que me mezclo y me hago oscura, soy tan mala bromista que doy risa, tan tierna y a la vez tan romántica, tan dura, cruel y desgraciada. No me culpes cariño, la vida me ha hecho así y tu que vas por la vida quejándote de que nadie tiene tacto y mucho menos yo.

La vida es así y un día, cuando el amor te pinte de verdad vestida de rosa, te acordarás de mí, que el amor y la vida es así, lo demás no es real.




Brenda Mendieta











viernes, 1 de abril de 2016

Amar



Para amar a alguien se necesita amor, compromiso, lealtad y paciencia. 
Amar no es desear sentir lo que no se siente, o éste termina desmintiéndose. 
Amar no es sencillo y tampoco es sencillo dejar de amar. 

Cuando amas ninguna canción es merecedora de describirte ni de dedicar,
cuando amas todas las letras son conformistas. 
El cielo no es de color azul, simplemente el cielo es de colores y en la noche amor. 
Cuando amas no organizas un plan de escape para salvarte, 
cuando amas organizas el plan para enfrentar la vida juntos.  

Y si lo haces bien, sabrás que dejar de amar no es cosa de decepciones. 
Es el último recurso.  

Brenda Mendieta.